Herramientas psicológicas de los jugadores de la NBA

Herramientas psicológicas de los jugadores de la NBA

¿Qué siente un jugador de la NBA antes de empezar un partido vital? ¿Qué piensa antes de lanzar el tiro decisivo? ¿Cómo vive el lanzamiento de un tiro libre en los instantes finales?

En un artículo para ESPN en 2019, del que os dejamos el enlace al final de este post, algunas de las grandes estrellas de la NBA (Michael Jordan, Stephen Curry, Lebron James, Kevin Durant o Steve Kerr) cuentan en primera persona como gestionan las situaciones de alta presión.

Recopilamos en este post alguna de las herramientas que utilizan y la vía por la que pueden incidir en el rendimiento.

Nervios antes y durante el partido

Curry habla de los nervios antes del partido. Tal como lo cuenta en el artículo, podemos ver que la estrategia de Curry es la de reformular la sensación de nervios para convertirla en un aspecto positivo. En lugar de sentirse mal cuando los nervios aparecen, Curry ha conseguido lo contrario, preocuparse si no está nervioso. Tal como explica en el artículo: “Es una sensación incómoda, la siento cuando estoy en el vestuario, pero si no te sientes nervioso, entonces no te importa lo suficiente”.

Como vemos, Curry ha vinculado la sensación de nerviosismo con la de buen rendimiento. Curry interpreta que los nervios son en realidad una energía que te da fuerzas y que puedes utilizar a tu favor. Eso si, si esa energía se desborda y no se sabe controlar, puede jugar malas pasadas. En el artículo cuenta como, cuando era más joven, esa energía le hacía ir demasiado rápido y precipitado en momento clave del partido e incluso como su pierna podía llegar a temblar.

A esta energía los psicólogos la llamamos nivel de activación y es muy importante que el jugador adquiera herramientas para poder gestionarlo. Tal como cuenta en el artículo, Curry aprendió a hacerlo tensando al máximo todos los músculos de su cuerpo durante unos segundos y posteriormente dejando ir la tensión relajándolos y respirando profundamente.

Miedo al error

El que fuera entrenador de los Lakers Pat Riley asegura en el artículo que: “los jugadores realmente grandes… no toman en cuenta las consecuencias”.

Esta es una estrategia clave para rendir a alta presión. El jugador debe mantener su mente en el único momento sobre el que puede actuar: este momento, aquí, ahora. Cuando la mente del deportista se dirige hacia el futuro y, en concreto, hacia las consecuencias negativas de lo que sucedería si fallase… entonces la probabilidad de fallo es mucho mayor porque, por un lado su foco de atención no estará 100 % en el presente y por otro su cuerpo responderá a esa amenaza del fallo tensándose y por tanto impidiéndole fluir y hacer de forma automática lo que normalmente sale sólo y sin pensar.

A eso se refiere Kevin Durant cuando recuerda el momento en que debía lanzar 2 tiros libres decisivos: “¿Qué pasa si fallo?¿Qué pasa si anoto? Sopesar pros y contras…” Se trata, en definitiva, de pensamientos que te alejan de las sensaciones e impiden que te conectes al juego y te dejes llevar por él.

El miedo al error conlleva muchas veces la reacción de esconderse. Es lógico, la única forma de asegurar que no habrá fallo es ni tan siquiera intentarlo. Sin embargo, al finalizar el partido puede ser más dolorosa la sensación de no haber dado todo lo que tenías que la de haberlo intentado y fallar. Es lo que cuenta Lebron James que sintió durante las finales que, con Miami Heat, perdió contra los Dallas Marvericks: “No apareciste. No hiciste lo que se suponía debías hacer. Y ahora ni siquiera puedes dormir por las noches porque no diste todo lo que tenías.” Vivir esta experiencia fue reveladora para James y la utilizó para mejorar. Se prometió que nunca más volvería a tener esa sensación y que podría fallar o encestar, pero no se dejaría condicionar por el miedo a perder: “ese momento me formó para ser quién soy hoy” Declara James en el artículo.

Para huir del miedo no hay mejor receta que enfrentarlo y darse cuenta que incluso aunque suceda eso que tanto tememos, nada acaba ahí. ¿Y cual es la mejor forma para enfrentar ese miedo? Afrontando una y otra vez situaciones difíciles. Por eso Pat Riley asegura: “mientras tengas más encuentros con la presión, tu cuerpo aprenderá mejor a lidiar con ellos”.

Para Michael Jordan la mejor manera de sentir confianza en los tiros clave era haberlos practicado una y otra vez en situaciones de presión en los entrenamientos. De esta manera él afrontaba estos momentos con la confianza de que no debía hacer nada distinto, únicamente repetir lo que había hecho durante tanto tiempo. Esta filosofía de Jordan la expresa en la entrevista cuando dice: “La gente no solía creerme cuando les decía que practicaba aún mas fuerte de lo que jugaba, pero era cierto. Allí es donde creaba mi zona de confort. Cuando era la hora de jugar un partido, todo lo que tenía que hacer era reaccionar a lo que mi cuerpo ya estaba acostumbrado a hacer”. 

Ser tú mismo

En muchas ocasiones las ganas de agradar al público, o al entrenador, o a la familia, o a los compañeros… se interponen también en el rendimiento del jugador. Cuando un jugador siente que tiene algo que demostrar a alguien le resulta muy difícil realizar su juego y por tanto fluir con el partido. El deportista que siente la necesidad de agradar, en lugar de hacer en cada momento la acción que sale sin pensar, trata de tomar el control y hacer la acción que se supone se espera de él en ese momento, y entonces ya no es él, y entonces la probabilidad de fallo se acrecienta. En el artículo habla sobre eso Steve Kerr y cuenta como estaba condicionado en sus decisiones en la cancha por Michael Jordan o Scottie Pippen hasta que se dio cuenta de que eso era perjudicial para su juego y se rotuló las siglas FI (que se jo…) en sus zapatillas para recordarse a sí mismo que en la pista haría en cada momento lo que él sentía que tenía que hacer, no lo que otros le demandaban o él creía que esperaban que hiciera.

Aprender a regular el nivel de activación, mantener el foco en el presente, fluir con el juego, tener la confianza necesaria para ser tú mismo en la pista… son algunas de las herramientas que los grandes jugadores de la NBA han aprendido y que desde New Level te podemos aportar.

¿Quieres saber como lo hacemos ?

 

¿Quieres leer el artículo de ESPN al que hacemos referencia?

No Comments

Post A Comment